01. Definición y Objeto

El Código Ético es de obligado cumplimiento. Todos los empleados de Igleva están obligados a cumplir el Código Ético y a comunicar, haciendo uso del canal que la empresa pone a su disposición, las prácticas contrarias al Código y a las normas en las que está basado que pudieran observar. A tal efecto, la empresa ha establecido un procedimiento, liderado por la Dirección General, que permite a sus empleados comunicar, de manera confidencial, las irregularidades o malas prácticas observadas.

El objetivo del presente Código Ético es procurar un comportamiento profesional, ético y responsable de Igleva y de todos los empleados que la integran como elemento básico de su cultura. No bastando con asumir determinados principios, sino que es necesario aplicarlos a cada situación concreta.

Igleva aplica el principio de diligencia debida para la prevención, detección y resolución de conductas irregulares relacionadas con ilícitos penales o de cualquier otra naturaleza. En este sentido, la empresa entiende que al mencionado principio le compete, entre otros, analizar regularmente los riesgos en este ámbito, asegurar que los empleados conocen lo que se espera de ellos, a definir responsabilidades en lo que se refiere al cumplimiento del Código y a establecer un canal que permita la notificación y rápida resolución de irregularidades.

El presente Código, concede una gran importancia al trato justo a todas las partes relacionadas con su gestión, con el objetivo de:

  • Facilitar el conocimiento y la aplicación de la cultura empresarial de Igleva, firmemente asentada en el cumplimiento de los derechos humanos y sociales y en la efectiva integración en la compañía de todo el colectivo de empleados, con respeto de su diversidad.
  • Establece el principio de debida diligencia para la prevención, detección y erradicación de conductas irregulares, cualquiera que sea su naturaleza; comprometiéndose, entre otros, al análisis de los riesgos, la definición de responsabilidades, la formación de los empleados y, en su caso, de terceros relacionados directamente con la empresa, así como la formación de procedimientos e inmediata eliminación de conductas irregulares.
  • Tiene en cuenta el principio de responsabilidad penal de las personas jurídicas, censurando la existencia de comportamientos que puedan determinar la responsabilidad de la empresa, de sus representantes legales, administradores, empleados o por cualquier persona que esté sometida a la autoridad del personal de la empresa.

Todas las personas de Igleva deben actuar de acuerdo a los principios de comportamiento que se establecen en el presente Código.

02. Principios Generales

Los principios fundamentales del presente Código suponen un nexo entre la empresa y sus principales colaboradores:

  • Todas las operaciones de Igleva se desarrollarán bajo un prisma ético y responsable.
  • El cumplimiento de la legislación vigente es presupuesto necesario del presente Código.
  • El comportamiento de los empleados de Igleva se ajustará al espíritu y a la letra de este Código Ético.
  • Todas las personas, físicas y jurídicas, que mantengan de forma directa o indirecta cualquier relación laboral, económica o social con Igleva, recibirán un trato justo y digno.
  • Todas las actividades de Igleva se realizarán de la manera más respetuosa con el medioambiente, favoreciendo la conservación de la biodiversidad y la gestión sostenible de los recursos naturales.
  • Ninguna persona empleada por Igleva será objeto de discriminación por razón de raza, discapacidad, enfermedad, religión, orientación sexual, opinión política, edad, nacionalidad o género.
  • Se prohíbe toda forma de acoso o abuso físico, sexual, psicológico o verbal a sus empleados, así como cualquier otra conducta que pudiera generar un entorno de trabajo intimidatorio, ofensivo u hostil.
  • El horario semanal no excederá el límite legal establecido por la legislación vigente.
  • El salario que reciben los empleados de Igleva es acorde con la función desempeñada, siempre respetando los convenios del sector.
  • Todos los empleados de Igleva desarrollan su trabajo en lugares seguros y saludables.
  • El cumplimiento normativo es el presupuesto necesario del presente Código. Todos los empleados de Igleva deben cumplir las normas y procedimientos de la empresa, así como las instrucciones que pudieran aplicarse en su desarrollo.
  • Para facilitar el debido control interno, las decisiones de los empleados de Igleva serán trazables desde el punto de vista del cumplimiento normativo, de modo que la adecuación de las decisiones a las normas internas y externas sea justificable, comprobable y verificable, en el caso de revisión por parte de terceros competentes o de la propia compañía.
  • Igleva se compromete a poner los medios necesarios para que sus empelados conozcan y comprendan la normativa interna y externa necesaria parta el ejercicio de sus responsabilidades.
  • Para el caso de incumplimiento del Código, la empresa cuenta con un procedimiento de consulta y de notificación, que permite a cualquier persona relacionada con ella, denunciar, de manera confidencial, cualquier irregularidad que, a su juicio, suponga una vulneración del Código.
  • Igleva asume, como parte de su normativa interna, el contenido de los acuerdos y convenios que le son de aplicación, comprometiéndose a su promoción y cumplimiento.

En resumen, realizamos y gestionamos la Asesoría Jurídica y Económica de la Empresa, satisfaciendo los requerimientos y necesidades de nuestros clientes, contribuyendo al desarrollo sostenible del entorno en que nos integramos.

Igleva se enmarca como una empresa que contribuye al bienestar y al progreso sostenible de la sociedad. Nuestros principios son pautas de comportamiento que consideramos irrenunciables por ser aspectos que distinguen nuestra cultura.

Estos principios se describen por,

“La forma de hacer las cosas”. Hacer las cosas bien, nos exige dar lo mejor de nosotros mismos, tanto en competencia profesional como en actitud personal.

“Integridad”. Respetando a las personas con las que nos relacionamos y comportándonos de forma honesta, recta y transparente en nuestras actividades.

“Eficiencia”. Siendo austeros, minimizando el uso de recursos de todo tipo y sacando el máximo partido posible de los mismos en el desarrollo de nuestra actividad y la consecución de nuestros objetivos.

“Proximidad”. Somos una empresa de servicios en Asesoría Jurídica y Económica de Empresas que nos integramos con nuestros clientes para dar respuesta a las nuevas necesidades de estos tiempos.

03. Ámbito de Aplicación

Este Código Ético va dirigido a todos los administradores, directivos y empleados de Igleva, con independencia de la modalidad contractual que determine su relación laboral, posición que ocupen o ámbito geográfico en el que desempeñen su trabajo.

Adicionalmente, la aplicación del Código podrá hacerse extensiva a cualquier persona u organización vinculada con Igleva, cuando las circunstancias lo aconsejen y sea posible por la naturaleza de la relación.

Cuando surjan discrepancias entre las normas, leyes, regulaciones locales y el presente Código, los empleados aplicarán preferentemente aquella norma que sea más estricta.

Todos los empleados son responsables de conocer y cumplir las leyes relevantes a su función, responsabilidad y lugar de trabajo. En cualquier caso, Igleva pondrá a su disposición los medios necesarios para que conozcan y comprendan la legislación local que les es relevante para el desempeño de sus funciones profesionales.

En caso de duda, los empleados de Igleva podrán obtener ayuda a través de su superior jerárquico y del resto de medios establecidos para la difusión, conocimiento y cumplimiento del presente Código Ético que se detalla más adelante.

Igleva pondrá a disposición de los empleados los medios necesarios para cumplir y contribuir a hacer respetar los principios de actuación contenidos en el presente Código Ético.

04. Aceptación y Cumplimiento

Este Código Ético es de obligado cumplimiento para todas las personas de Igleva y aquellos terceros que voluntariamente hayan aceptado su aplicación. Por su parte, Igleva se compromete a comunicar y difundir el Código para que sea conocido y respetado por todos sus empleados. En este sentido, el Código será notificado a todos los empleados de la empresa, que deberán asumir formalmente su compromiso de cumplimiento en el momento de su contratación, novación o comunicación de nuevas circunstancias en sus contratos, así como en aquellas otras circunstancias donde la empresa lo requiera. Adicionalmente, los directivos de la compañía podrían ser formalmente requeridos a manifestar que cumplen con las disposiciones del Código Ético.

Compromiso con la difusión y cumplimiento del Código Ético. Igleva pondrá a disposición de los empleados los medios necesarios para difundir y hacer respetar los principios de actuación contenidos en el presente Código Ético.

Compromiso de no represalia. Igleva establece formalmente que no tolerará represalias cometidas sobre aquellas personas que hagan uso de los procedimientos establecidos para la comunicación de conductas irregulares.

El derecho al honor de las personas es una de las máximas de actuación en Igleva. La Dirección General, así como cualquiera de las otras instancias de Igleva encargadas de gestionar materias relacionadas con este Código, pondrán la mayor atención en velar por tal derecho.

05. Comunicación

La Dirección General, será la encargada de garantizar el cumplimiento del presente Código.

El órgano responsable podrá actuar por propia iniciativa o a instancia de cualquier empleado de Igleva, cliente, proveedor o de un tercero con relación directa e interés comercial o profesional legítimo, mediante denuncia realizada de buena fe.

A tal fin, las comunicaciones realizadas al amparo del presente Código, ya contengan denuncias de incumplimiento o consultas relativas a su interpretación o aplicación, podrán hacerse llegar a la sociedad a través de cualquiera de los medios de comunicación electrónica, postal o telefónica de la empresa.

El presente Código se hará llegar a todos los empleados, y será objeto de las adecuadas acciones de comunicación, formación y sensibilización para su oportuna comprensión y puesta en práctica en toda la empresa.

La supervisión del procedimiento de comunicación en materias relacionadas con ilícitos penales y, en general, el Código Ético de Igleva, recae en la Dirección General.

De este modo, y en lo que se refiere al Código Ético de Igleva, el Departamento Responsable, tiene asignadas las funciones de:

  • Velar por el buen funcionamiento del canal de comunicación establecido con empleados de Igleva en materias relacionadas con el Código Ético.
  • Trasladar al departamento responsable posibles mejoras en los controles y sistemas establecidos por la empresa en los procesos de elaboración de la información económico-financiera.
  • Tramitar las comunicaciones recibidas para su resolución por las unidades correspondientes de Igleva.
  • Fomentar el conocimiento del Código Ético entre los empleados de Igleva y entre terceros ajenos a la compañía.
  • Elaborar regularmente informes sobre el nivel de cumplimiento del Código Ético de Igleva, elevando las recomendaciones que considere necesarias para mejorar su contenido, facilitar su comprensión o velar por su salvaguarda.

Los empleados y terceros harán llegar sus comunicaciones en cuestiones relacionadas en el Código Ético, confidencialmente, de buena fe y sin temor a represalias, a la Dirección General través de:

  • Correo Postal dirigido a la dirección de Área Central, L-32-B, 15707 Santiago de Compostela, indicando claramente “Personal y Confidencial”.
  • Un correo electrónico, codigoetico@igleva.es

Las comunicaciones recibidas serán tratadas de un modo totalmente confidencial. La empresa difundirá apropiadamente la existencia de este canal.

06. Empleados

Los empleados de Igleva participan de un proyecto común y han de ser conscientes de la importancia que sus actuaciones tienen en la marcha y resultados del conjunto de la empresa.

Los criterios de selección de personal se basan en la transparencia, objetividad y respeto al principio de igualdad de oportunidades, con la finalidad de incorporar los mejores profesionales.

Igleva promueve la contratación con vocación de permanencia, garantizando un marco laboral estable, que permite el desarrollo personal y profesional.

  • Los empleados deben de participar de la política de formación continua, desarrollando planes formativos individuales, de acuerdo con las necesidades de la empresa y las prioridades manifestadas por cada uno de ellos, que posibiliten el máximo desarrollo de sus aptitudes.
  • Igleva propicia un sistema de trabajo donde la comunicación, a todos los niveles, es un elemento básico de funcionamiento de la empresa, asegurando con ello un trato justo a cada empleado, sin coacciones ni abusos de ningún tipo.
  • El modelo de relación laboral entre los empleados se basa en el apoyo mutuo y constante, renunciando en todo momento a posiciones personales y buscando dar la mejor respuesta posible al cliente.
  • Cada empleado promoverá la comunicación y el diálogo con sus compañeros, independientemente del área al que pertenezca, y favorecerá el desarrollo de un marco satisfactorio de relaciones laborales.
  • Igleva considera que la colaboración, el trabajo en equipo y la búsqueda de sinergias son requisitos imprescindibles para lograr sus objetivos y para aprovechar al máximo sus capacidades, sus recursos y la diversidad de conocimientos, habilidades y experiencias que se integran. Por ello, Igleva, facilita e incentiva la colaboración y el trabajo en equipo de personas que forman parte de la empresa y entre las distintas unidades y áreas de Igleva.
  • Los empleados de Igleva deben trabajar de forma eficiente, aprovechando al máximo el tiempo y los recursos que la empresa pone a su disposición.
  • Para estimular la lealtad, la satisfacción y el orgullo de pertenencia, Igleva se compromete a dedicar recursos y a desarrollar iniciativas y acciones que promuevan la cohesión cultural en la empresa.
  • Sin más limitación que aquella que pueda afectar a la intimidad de las personas, Igleva fomenta el acceso de todos los empleados a la información sobre la Empresa que pueda resultar de interés. Los empleados deben de conocer y analizar la información que les suministra la empresa, dedicando especial interés a las opiniones de los clientes, para orientar las acciones a la satisfacción de sus necesidades.
  • Las actuaciones de los empleados deben compatibilizar el orgullo de pertenecer a Igleva, con la humildad de reconocer aspectos mejorables en la gestión, logrando de esta manera la mejora continua en la prestación del servicio.
  • La lealtad a Igleva regirá las actuaciones de todos los empleados y se traducirá en una actuación conforme a intereses institucionales, transmitiendo en todo momento al exterior una imagen positiva de la empresa.
  • El puesto de trabajo de cada empleado debe de reunir las condiciones adecuadas para garantizar su salud y su seguridad, cumpliendo los requisitos que establezca el servicio de prevención.
  • Los empleados deben proteger y cuidar los bienes de Igleva y asegurar su uso eficiente para la actividad de la empresa.
  • Igleva respeta el derecho a la privacidad de los empleados, asegurando el tratamiento confidencial de sus datos de carácter personal.
  • Los empleados deben salvaguardar la información confidencial de la empresa y de sus clientes.
  • El empleado de Igleva evitará aquellas situaciones en las que su interés privado individual interfiera de alguna manera con los intereses de Igleva en su conjunto, bien porque dificulte la realización de su trabajo de un modo objetivo y eficaz, o bien, porque el empleado o su familia reciban beneficios personales impropios, como resultado de su posición en Igleva.
  • Igleva propicia la libre expresión de las ideas y opiniones de sus empleados a través de los canales de comunicación adecuados, con profundo respeto de los derechos legales de asociación y sindicación.
  • Igleva valora a sus empleados en función de sus capacidades, dedicación y eficacia, estableciendo sistemas de evaluación periódica de sus conocimientos y de su progreso profesional.
  • Igleva podrá examinar, cuando así lo considere necesario, la competencia de sus empleados para evaluar sus capacidades y formación profesional, que en todo momento deberá estar perfectamente actualizada para el desempeño de sus cometidos profesionales y adecuación a sus funciones y puesto de trabajo.
  • El sistema retributivo asegura un sistema de vida digno a sus empleados y se fija de acuerdo con criterios objetivos en función de la responsabilidad, eficacia, dedicación y entusiasmo.
  • Los empleados de Igleva deberán cumplir estrictamente con las cláusulas de no concurrencia, de plena dedicación, polivalencia, preaviso y anti-competencia reflejadas en el contrato de trabajo.
  • En caso de cese, despido o suspensión, los empleados de Igleva se comprometen a no utilizar las bases de datos y la información de los clientes en beneficio propio o de terceros hasta los dos años de la extinción de la relación laboral.

07. Clientes

El principio básico de Igleva es la calidad de sus servicios a los Clientes, entendida como la satisfacción de las expectativas de las empresas, trabajadores y colaboradores. En aras de su consecución, procura identificar de forma clara los aspectos más valorados por los clientes, con la finalidad de adaptar los procesos en función de sus opiniones fundadas y necesidades ciertas.

Todas las actuaciones de Igleva se configuran con un profundo respeto a la dignidad y privacidad del cliente, asegurando la confidencialidad de la información que no sea de dominio público, de acuerdo con la normativa vigente.

  • La veracidad de las ofertas e información a los clientes es práctica de Igleva, cumpliendo los acuerdos con empresas y trabajadores y respetando los plazos acordados.
  • Las reclamaciones y sugerencias de los clientes se responderán siempre por escrito, en los términos establecidos en los procedimientos del sistema de calidad.
  • Los empleados fomentarán el acceso de los clientes a la información que pudiera resultar de su interés, favoreciendo su participación en la empresa y generando beneficios mutuos en sus relaciones con Igleva.
  • El empleado de Igleva será diligente, correcto, cortés y accesible en sus relaciones con los clientes. Su actitud frente a un problema planteado por un cliente, no debe valorarse como una carga laboral, sino como la oportunidad de dar respuesta a quienes nos otorgan su confianza.
  • La disminución de trámites administrativos y la simplificación de circuitos asistenciales, son los principios básicos que configuran las relaciones con los clientes.
  • Los sistemas de trabajo se basan en el logro de la excelencia, entendida como el perfeccionamiento constante de nuestra actividad.

Igleva desarrollará un esfuerzo especial para conocer anticipadamente las necesidades de sus clientes con el objeto de poner en el mercado los servicios de Asesoría Jurídica y Económica más ajustados a lo que los clientes necesitan, cumpliendo, en todo caso, con la legislación vigente.

08. Proveedores

La selección de proveedores se regirá por criterios de objetividad y transparencia, conciliando el interés de la empresa en la obtención de las mejores condiciones, con la conveniencia de mantener relaciones estables con proveedores responsables.

Las actividades en materia compras y aprovisionamientos se desarrollarán con estricto cumplimiento de las normas y procedimientos en vigor en la empresa. Todas las decisiones adoptadas en este ámbito deberán estar acreditadas, en el sentido de que deberán ser justificables, comprobables y verificables en el caso de revisión por parte de terceros o de los propios órganos de control interno.

El personal de Igleva tiene la obligación de proteger la información comercialmente sensible relativa a las condiciones establecidas por la compañía en relación a su cadena de aprovisionamiento.

  • Deberá evitarse toda situación que pueda representar conflicto de intereses entre las responsabilidades de un empleado y sus intereses personales. En ningún caso será compatible la condición de empelado y proveedor.
  • Ningún empleado de Igleva podrá ofrecer, conceder, solicitar o aceptar, directa o indirectamente, regalos o dádivas, favores o compensaciones, en metálico o en especie, cualquiera que sea su naturaleza, que puedan influir en el proceso de toma de decisiones relacionado con el desempeño de las funciones derivadas de su cargo.
  • Ningún empleado de Igleva podrá recomendar a un Cliente para que desarrolle actividades profesionales o empresariales para otro, cualquiera que sea el tipo de actividad que desarrollen y que pueda afectar a la relación con ambos por situaciones de incumplimiento entre los mismos.
  • Cualquier regalo o dádiva recibida contraviniendo el presente Código, deberá ser inmediatamente devuelto y comunicada esta circunstancia a la Dirección.
  • Igleva se compromete a cumplir diligentemente los acuerdos y compromisos contraídos con sus proveedores y a realizar los pagos en el plazo acordado.

Los empleados de Igleva se relacionarán con las autoridades e instituciones públicas de forma lícita, ética, respetuosa y alineada con las disposiciones para la prevención de la corrupción y el soborno.

Como regla general, ningún empleado de Igleva podrá ofrecer, conceder, solicitar o aceptar, directa o indirectamente, regalos o dádivas, favores o compensaciones, cualquiera que sea su naturaleza, de funcionarios o autoridades.

Los empleados evitarán obtener ventajas indebidas en materia fiscal para Igleva y se asegurarán de que la información declarada en esta materia a las autoridades es veraz y refleja fielmente la realidad de la empresa. También se asegurarán que las ayudas solicitadas o recibidas de las administraciones públicas reciben un uso adecuado y que su solicitud es transparente.

09. Mercado

La búsqueda de información comercial o de mercado por parte de los empleados de Igleva se desarrollará siempre sin infringir las normas que pudieran protegerla. Los empleados rechazarán la información sobre competidores obtenida de manera fraudulenta. En particular, se pondrá especial cuidado en no violar secretos de empresas en los casos de incorporación a Igleva de profesionales provenientes de otras del sector.

Los empleados de Igleva competirán en el mercado de manera leal, y no admitirán prácticas o conductas engañosas y no desvirtuarán las características de los servicios ofrecidos por la empresa o inducirán a error sobre sus características.

  • Los empleados de Igleva evitarán difundir información maliciosa o falsa sobre competidores de la empresa.
  • En sus relaciones con los clientes o terceros, los empleados de Igleva evitarán, con carácter general, los pagos en metálico; en cualquier caso, los pagos deberán ajustarse a las políticas financieras de la empresa. En particular, se prestará especial atención a dichos pagos que resulten inusuales atendiendo a la naturaleza de la operación, a los realizados mediante cheques al portador, comunicando a través de los cauces y procedimientos establecidos en este Código aquéllos que pudiera entenderse ser irregulares.

10. Conflictos de Interés

Los empleados de Igleva deberán evitar situaciones que puedan suponer un conflicto entre sus intereses personales y los de la empresa. Se recomienda, por tanto, no entablar relaciones de negocio con clientes o proveedores de la empresa que pudieran derivar en una reclamación que afecte, indirectamente, a Igleva.

Los empleados de Igleva deberán abstenerse de representarla y de intervenir o influir en la toma de decisiones en las cuales, directa o indirectamente, ellos mismos o un tercero vinculado a ellos, tuviera un interés personal. No podrán valerse de su posición en la compañía para obtener ventajas patrimoniales o personales ni oportunidades de negocio propias.

Ningún empleado de Igleva podrá prestar servicios como consultor, consejero, directivo, empleado o asesor, a otra empresa o particular, que no sea de los servicios que pudieran prestarse a solicitud de Igleva.

Igleva respeta la vida privada de su personal y consiguientemente la esfera privada de sus decisiones. En el marco de esta política de respeto, se exhorta a los empleados a que, caso de surgir conflictos de interés personales o de su entorno familiar que puedan comprometer la necesaria objetividad o profesionalidad de su función en Igleva, se pongan en conocimiento de la Dirección General, para que, con respeto de la confidencialidad e intimidad de las personas, se pueda proceder a la adopción de las medidas pertinentes en beneficio tanto de la empresa como de las personas afectadas.

En concreto, son situaciones potenciales de conflicto y deberán ser objeto de comunicación a la Dirección General, las siguientes:

  • La realización por el empleado o por personas vinculadas a él, directa o indirectamente, por sí o a través de alguna sociedad o institución, de actividades que constituyan el mismo, análogo o complementario género de actividad que el que desarrolla Igleva.
  • La realización por el empleado o por personas vinculadas a él, directa o indirectamente, por sí o a través de alguna sociedad o institución, de actividades que generen intercambio de bienes o servicios con Igleva, cualquiera que sea el régimen de retribución convenido.

Los empleados de Igleva no podrán desarrollar actividades laborales y profesionales ajenas a las desarrolladas por y para Igleva.

11. Confidencialidad

El personal de Igleva tiene la obligación de proteger la información y el conocimiento generado en el seno de la organización, de su propiedad o que custodia.

Los empleados se abstendrán de utilizar en su propio beneficio cualquier dato, información o documento obtenido durante el ejercicio de su actividad profesional. Tampoco comunicarán información a terceros, excepto en cumplimiento de la normativa aplicable, de las normas de la compañía o cuando sean expresamente autorizados para ello.

El personal de Igleva se compromete a mantener la confidencialidad y a hacer un uso acorde con la normativa interna en la materia, de cualquier dato, información o documento obtenido durante el ejercicio de sus responsabilidades en la empresa. La información debe ser considerada confidencial y únicamente podrá ser usada para la finalidad para la que fue obtenida.

Asimismo, no está permitido hacer duplicados, reproducirla ni hacer más uso de la información que el necesario para el desarrollo de sus tareas y no la almacenarán en sistemas de información que no sean propiedad de Igleva, salvo en los casos y finalidades expresamente autorizados.

La obligación de confidencialidad permanecerá una vez concluida la actividad en Igleva y comprenderá la obligación de devolver cualquier material relacionado con la empresa que tenga en su poder el empleado en el momento de su cese.

El personal de Igleva deberá respetar la intimidad personal y familiar de todas aquellas personas, se trate de empleados u otros, a cuyos datos tenga acceso. Las autorizaciones de utilización de datos deben responder a solicitudes concretas y justificadas. Los empleados de Igleva deberán cumplir estrictamente las normas, internas y externas, establecidas para velar por el buen tratamiento de la información y de los datos aportados a la empresa por terceros.

En la recopilación de datos de carácter personal de clientes, empleado, contratistas o cualquier persona o entidad con la que se guarde una relación contractual o de otra naturaleza, todo el personal de Igleva obtiene los consentimientos, cuando resulta preceptivo, y se compromete a la utilización de los datos conforme a la finalidad autorizada por el otorgante de dicho consentimiento.

12. Uso de Bienes y Servicios

Los empleados de Igleva utilizarán eficientemente los bienes y servicios de la empresa y no harán uso de ellos en beneficio propio.

A este respecto, los empleados de Igleva en ningún caso harán uso de los equipos que Igleva pone a su disposición para instalar o descargar programas, aplicaciones o contenidos cuya utilización sea ilegal, que contravengan las normas de la empresa o que puedan perjudicar su reputación. Tampoco harán uso de fondos o tarjetas de la empresa para sufragar actuaciones que no sean propias de su actividad profesional.

Los empleados deben conocer que los documentos y datos contenidos en los sistemas y equipos de tecnología de la información de Igleva, pueden estar sujetos a revisión por parte de unidades competentes de la empresa, o por terceros designados por ésta, cuando así se considere necesario y esté permitido por la legislación vigente.

13. Compromiso Social

Uno de los elementos básicos de Igleva es el establecimiento de relaciones de ciudadanía responsable en aquellos lugares geográficos en las que desarrolla su actividad. Igleva considera la confianza social y la reputación uno de sus activos más valiosos.

Todos los empleados deben poner el máximo cuidado en preservar la imagen y la reputación de la compañía en todas sus actividades profesionales, incluyendo intervenciones públicas. Igualmente, vigilarán el respeto a la imagen y reputación de Igleva por parte de clientes y proveedores y, en general, empresas colaboradoras.

La Responsabilidad Social Corporativa de Igleva, entendida como su compromiso social y medioambiental en el desarrollo de sus actividades, forma parte inseparable de su modelo de negocio.

El compromiso social de Igleva se concreta en el desarrollo de actividades de patrocinio y acción social, realizadas por la empresa o canalizadas a través de organizaciones sociales.

Acorde con este compromiso y con sus valores de transparencia e integridad, toda donación que sea realizada por Igleva deberá contar con las autorizaciones internas y, en su caso, externas, que sean precisas.

En ningún caso podrán realizarse donaciones a ningún partido político o a favor de sus representantes. Asimismo, las donaciones deberán ser otorgadas sólo a aquellas organizaciones que cuenten con la estructura organizativa apropiada para garantizar la buena administración de los recursos, y deberán quedar fielmente reflejadas en los registros de la empresa. Del mismo modo, y en la medida de lo posible, Igleva realizará un seguimiento de las donaciones efectuadas, con el objetivo de velar por el correcto aprovechamiento de las mismas.

Igleva está comprometida con el desarrollo sostenible. Igleva afronta su compromiso ambiental desde el estricto cumplimiento de la legislación aplicable en la materia en todos sus ámbitos de operación.

Igleva asume el compromiso de desarrollar sus actividades con el mayor respeto al medio ambiente y minimizando los efectos negativos que, eventualmente, éstas pudieran ocasionar.

Del mismo modo, Igleva contribuirá a la conservación de los recursos naturales y de aquéllos espacios que tengan interés ecológico, paisajístico, científico o cultural. A tal efecto, establecerá las mejores prácticas y promoverá entre sus empleados la formación necesaria para preservar el medio ambiente.

14. Responsabilidades

Todas las personas de Igleva deben cumplir con las siguientes responsabilidades:

  • Entender y cumplir con las leyes, reglamentos y normas que apliquen a su puesto de trabajo.
  • Cumplir con los principios y normas descritos en este Código.
  • Solicitar consejo y pedir asesoramiento en caso de duda a su superior jerárquico o a quien se asigne la responsabilidad de salvaguardar la difusión y el cumplimiento de su Código Ético.
  • Participar en las actividades de formación ofrecidas por la empresa.
  • Informar de cualquier incumplimiento o vulneración de las conductas recogidas en este Código.
  • Colaborar, de buena fe, en el desarrollo de los controles y las auditorías internas que pudieran ser realizadas con el fin de ayudar a identificar y corregir deficiencias o debilidades en Igleva.

Responsabilidades adicionales de aquellos que dirigen personas:

  • Liderar con el ejemplo. Su comportamiento debe ser un modelo de actuación con integridad.
  • Asegurarse de que las personas bajo su responsabilidad comprenden los requerimientos del Código y cuentan con los recursos necesarios para poder cumplirlos.
  • Supervisar el cumplimiento de los principios de este Código por parte de las personas a las que supervisan y dirigen.
  • Prestar atención a la conducta de terceros que representan a Igleva, para garantizar un comportamiento coherente con Igleva.
  • Hacer cumplir el Código Ético en Igleva.
  • Prestar apoyo a los empleados que, de buena fe, les hagan llegar sus consultas e inquietudes.
  • Prestar su colaboración para que aquellos que, de buena fe, transmiten sus dudas o inquietudes, no sufran represalias.

15. Vigencia del Código

El presente Código entró en vigor el día de su aprobación por la Dirección General, el 28 de Agosto de 2015 y permanecerá en vigor mientras la Dirección General no apruebe su actualización, revisión o derogación.

El Código se revisará y actualizará con la periodicidad que indique la Dirección General. Las eventuales revisiones y actualizaciones se atendrán a los compromisos adquiridos por Igleva en materia de responsabilidad corporativa y buen gobierno.

16. Protección de Datos

Igleva es responsable de un fichero con datos, cuya finalidad es la gestión y resolución de denuncias relativas a actuaciones o conductas inapropiadas, a la luz del Código Ético, cuya descripción viene regulada en el presente documento.

Sólo el caso de que el hecho denunciado dé lugar a actuaciones administrativas o judiciales, los datos facilitados podrán ser comunicados a las autoridades correspondientes para su investigación y sanción, en su caso. También, en cumplimiento de lo establecido por la legislación en materia de protección de datos de carácter personal, podrían ser comunicados a las personas pertinentes implicadas, en su caso, en cualquier investigación posterior.

Los intervinientes, cuyos datos obren en el procedimiento, podrán ejercer sus derechos mediante escrito con la referencia. “Protección de Datos”, y fotocopia del DNI, dirigido a Igleva, Área Central, L-32-B, 15707 Santiago de Compostela.