15
Mar

ERTE POR FUERZA MAYOR. COVID-19

 

¿Qué es un ERTE?

Es una de las medidas de carácter temporal que pueden aplicar las empresas, siempre y cuando existan causas justificadas. Estas causas justificadas pueden ser económicas, técnicas, organizativas o de producción o fuerza mayor.

Un ejemplo, sería la situación de carácter excepcional en la que nos encontramos a la fecha de publicación del presente artículo. Ante estas causas de fuerza mayor, el empresario puede tomar la decisión de reducir la jornada laboral o suspender los contratos de trabajo mediante un Expediente de Regulación Temporal de Empleo.

Desde IGLEVA te ayudaremos a aplicar el expediente de regulación en tu empresa.

Aquí les dejamos respuesta a las preguntas más frecuentes sobre la aplicación de esta medida:

¿Qué debemos entender por causas de fuerza mayor?

Son aquellas circunstancias externas o ajenas a la propia empresa y a la esfera de actividad del empresario de carácter imprevisible o inevitable.

Cuando se produce una circunstancia de fuerza mayor, como podría ser la pandemia provocada por el Covid-19, deberán ser constatadas por la autoridad laboral cualquiera que sea el número de los trabajadores afectados, previo procedimiento tramitado conforme la normativa que lo regula.

La aplicación del ERTE permite:

  • La reducción de la jornada de trabajo temporal:

Esta medida supone la disminución temporal entre un 10% y un 60% de la jornada laboral computada sobre la base de una jornada diaria, semanal, mensual o anual. A pesar de no existir un límite de duración mínimo o máximo, es importante señalar que durante este periodo no se podrán realizar horas extraordinarias, salvo fuerza mayor.

De igual manera, los trabajadores afectados podrán acogerse a una situación legal de desempleo.

  • La suspensión del contrato de trabajo:

Para proceder a la suspensión del contrato de trabajo por causas de fuerza mayor la empresa tendrá que solicitar, acompañando esta solicitud de los hechos de prueba que estime necesarios y simultanea comunicación a los representantes de los trabajadores, quienes ostentarán la condición de parte interesada en la totalidad de la tramitación del procedimiento.

La autoridad laboral dictará la resolución en el plazo de 5 días a contar desde la solicitud, debiendo limitarse a constatar la existencia del supuesto de fuerza mayor alegado. La suspensión de los contratos surtirá efecto desde la fecha del hecho causante de la fuerza mayor, comunicándoselo, la empresa a los trabajadores y a la autoridad laboral.

¿Cómo afecta a los trabajadores un ERTE?

Los trabajadores pasarán a una situación legal de desempleo, pudiendo autorizar el SEPE que el tiempo en que se perciban las prestaciones por desempleo no se compute a los efectos de consumir los periodos máximos de percepción establecidos en casos de carácter catastróficos. De la misma forma que se puede autorizar que reciban prestaciones por desempleo aquellos trabajadores que carezcan de los períodos de cotización necesarios para tener derecho a ellas.

Como se trata de una suspensión temporal del contrato de trabajo, los trabajadores no percibirán liquidación ya que seguirán vinculados a la empresa.

Si necesitan más información no duden en ponerse en contacto con nosotros. Nuestro equipo multidisciplinar les ayudará a aplicar de manera correcta el ERTE en su empresa, para ayudarles a superar los momentos más difíciles.